¿Qué son los INTERCAMBIO de ENLACES? ¿Funcionan, Cómo hacerlo?

El intercambio de enlaces es una técnica de posicionamiento que permite a una página web llegar a un público bastante amplio e, incluso, colarse en determinados ámbitos a los que resultaría imposible llegar con otro método.

Cabe destacar que su mala fama en determinados sectores se debe al mal uso que se le ha dado por parte de algunos profesionales, y que, sin embargo, con buenas prácticas puede resultar eficiente.

En este artículo de Growwer vamos a contarte qué son los intercambios de enlaces, cómo hacerlo y si realmente funcionan. De esta forma, sabrás cómo hace esta técnica de la manera correcta y los beneficios que puede aportar para una empresa o sitio digital.

¿Qué es un intercambio de enlaces?

Las colaboraciones entre empresas o profesionales del mismo sector no son nada nuevo ni han nacido con la era digital. Estas conexiones se dan en los negocios desde el principio de su existencia y se han replicado en la red de diferentes formas. Una de las más interesantes en el mundo online es el intercambio de enlaces, algo que si se hace de manera correcta puede ser muy bien visto a ojos de Google.

El intercambio de enlaces es el trato que se hace con otra página web afín mediante el cual las partes involucradas ponen un link del otro en su propio dominio. Esto favorece el tráfico de los usuarios entre ambas páginas que pueden resultar atractivas para el mismo target, por lo que todos los involucrados salen ganando.

Este intercambio es provechoso si se lleva a cabo de esta manera genuina y consensuada. La penalización y las malas prácticas aparecen cuando no es así, cuando se hace lo que se considera como un spam para los buscadores o cuando el mismo dueño del dominio teje una estructura intercambio consigo mismo en webs propias.

¿Para qué sirve intercambiar enlaces?

Si el intercambio de enlaces tiene lugar de una forma correcta puede ser positivo para todas las webs, ya que ganarán en difusión y crearán una comunidad sólida. Los principales beneficios de este método son los siguientes:

  • El encuentro con clientes potenciales que están interesados por esta temática, aquellos que atienden a unas características o intereses específicos.
  • Una mayor difusión de la página web. Aparecerá en más sitios de un modo natural y fomentará un posicionamiento más favorable en Google.
  • El fomento de los vínculos profesionales y empresariales que pueden abrir puertas a proyectos conjuntos en el futuro.
  • La aparición en espacios en los que la competencia no está presente.

Al ser un trato entre dos páginas web en el que todos se rigen por lo mismo, poner el enlace del otro, no hay una inversión económica en ello. Esto permite de alguna forma hacer publicidad gratuita y posicionar orgánicamente en los buscadores.

Cómo hacer correctamente un intercambio de enlaces: paso a paso 

YouTube video

Hacer un intercambio de enlaces y que este sea fructífero tiene su técnica, pues debe realizarse de la forma correcta y sin caer en conductas sospechosas para Google. Estos los pasos a seguir para cumplir con el objetivo:

La página principal

Evitar el link building en las páginas principales, de inicio o de portada. Lo ideal es que se guarden los espacios más relevantes para la propia marca y se incluyan los enlaces externos en un segundo plano, por ejemplo, de manera natural en el artículo de un blog integrado en a web.

Los tiempos

Tomarse los tiempos con estrategia. El bombardeo no es positivo y rápidamente se detecta como spam, con lo cual, es interesante esperar un tiempo y el momento adecuado para poner los links en otras páginas dejando que resulte natural.

La ubicación

En el lugar exacto. Además del tiempo es importante el espacio, pues el enlace tendrá una mejor cabida si está colocado en contexto y tiene sentido. Ponerlo de una manera forzada no será atractivo ni para el posicionamiento ni para el lector.

Los listados

Los listados de enlaces no son una opción recomendable. Las webs que funcionan de esta manera abarcan una gran cantidad de links diferentes y esto hace saltar las alarmas de Google, además, tampoco resulta fiable para los usuarios.

Los temas

Las webs afines sin ser de la competencia son buenas aliadas. Es interesante buscar siempre páginas que tengan temas que puedan interesar al mismo público para crear alianzas, para ello no es necesario (ni aconsejable) acudir a la competencia, lo mejor es optar por la que proporciona el servicio complementario.

Para efectuar un intercambio de enlaces sin que Google penalice la estrategia y sacando el máximo partido a la acción es importante conocer ciertos trucos que ayudan a ejercer buenas prácticas. El primer paso es analizar el potencial real de la marca y la página, huyendo de imitar los pasos exactos de otras marcas de la competencia. Esto puede acabar volviéndose en contra o ser detectado por los buscadores por el patrón de conducta.

Otro de los movimientos interesantes es controlar la cantidad de links que proliferan por la red. Mantener un nivel bajo y suficiente para llevar a cabo la estrategia puede ser lo más efectivo, ya que el exceso de enlaces en diferentes páginas resulta sospechoso. En el propio portal podrás incluir hasta un 15% de links externos sin que resulte perjudicial.

En los casos en los que los enlaces vienen dados en blogs, medios digitales o webs temáticas va a ser más relevante que nunca la naturalidad y el contenido original. Ubicar los links en artículos descaradamente publicitarios o con textos duplicados puede causar el efecto contrario al deseado. Y más allá de la penalización de Google, también puede generar desinterés en el lector.

¿El intercambio de enlaces es Black hat SEO?

El link building black hat se considera aquella práctica que posiciona una página web con estrategias algo tramposas o que se saltan las directrices que marca Google para operar en la red. ¿Es el intercambio de enlaces Black hat SEO? Pues la respuesta va a estar sujeta a cómo se lleve a cabo esta estrategia. 

Una de las más comunes es la creación de una red de blogs o webs para el intercambio enlaces entre sí. Esto es un link building fraudulento, ya que no hay una asociación real entre diferentes dominios y es fácilmente detectado por los mecanismos de Google.

Ocurre lo mismo cuando una sola web se hace con una cantidad llamativa de menciones en otros sitios, pues la sospecha de Google es que esto no se trata de una colaboración entre particulares sino de una compra de espacios en otros medios. De hecho, esta alternativa te la podrás encontrar en diversas ocasiones y es poco aconsejable, ya que rápidamente sale a relucir y penaliza tu estrategia.

Además de estas propuestas es común encontrarse vendedores de contenido spam, aquellos textos que están copiados en cientos de lugares y que sirven para rellenar espacios y colocar links de interés. Esto vuelve a ser considerada una práctica de Black hat SEO, pues siempre se va a favorecer la creación de los dueños de los dominios mientras que se penalizará el duplicado de artículos que carecen de valor para los usuarios.

Otros artículos que te pueden interesar